Boda en la Finca El Cañal de Guadalajara

Conocí a la novia en el 2018 en la boda de María y Ángel, posiblemente en una de las bodas más movidas que he vivido en mi
carrera profesional. 

Por entonces, Blanca era la dueña del
complejo de bodas el Antiguo Telar, pero además también era junto con Rubén invitados de esta boda.

Tiempo después, allá por julio
de 2020 en pleno confinamiento, recibí la llamada de Blanca, que salía en ese
preciso momento de la Iglesia de Brihuega donde le habían confirmado la fecha
de su boda. 
Después
de preguntarnos y hablar de nuestras cosas... boom...

¡Jesús, me
caso el 5/6/2021, resérvame el día por favor! 

¡Ni finca
ni nada, solo la fecha de la boda y el fotógrafo! Eso es lo único que tenía en
ese momento...

Ni precios, ni nada de nada,
reserva y punto... Sé quién quiero que esté en mi boda y ese eres tú, esas
fueron sus palabras.

Y es que Blanca y Rubén son
así, tal cual, espontáneos y muy seguros de sí mismos.

Poco tiempo después, por circunstancias de todos
conocidas y por la seguridad de sus invitados, decidieron que su día podía
esperar un año más y, lo primero que hicieron fue llamarme para preguntarme por las fechas disponibles para 2022.

¡Justo el mismo fin de semana,
pero del próximo año es el único que tengo libre, Blanca! 

Vamos que como ella le contaba a la maquilladora y
a la peluquera el día de su boda, fui yo quien puso la fecha... jajajaja

¡LLEGÓ EL DÍA!

Eran las 14:00 horas del día 4/6/2022 cuando nos
presentábamos en el Hostal Villa de
Brihuega
, para hacer las fotos de peluquería y maquillaje de la
novia, la madre y la hermana.

Para este trabajo volvimos a coincidir con la misma maquilladora
y peluquera de la boda que habíamos hecho de Noelia y Eduardo en Budia el año
anterior, pedazo de equipo.

No había nervios, no había estrés, lo único que se respiraba era
un precioso ambiente de tener muchas ganas de disfrutar el día y, es que Blanca
os aseguro que contagia un buen rollo brutal allá donde está ¡Para brindar por
el amor y el buen rollo, tenían preparada una botella de cava y unas copas! ¡Así
se empiezan bien las bodas!

Se nos quedó
literalmente la boca abierta cuando vimos el precioso vestido de la diseñadora 
Raquel López, diseñado exclusivamente para la
novia, en base de crep
con detalles en bámbula de seda y d
etalles en bámbula bordada de color, en cintura, puños y velo,
que tenía una longitud 
de tres metros y que Blanca pudo dar movimiento durante toda la
boda.

Arte y moda se unen en esta
pieza muy especial en el que el punto clave, que era la novia, lució a la
perfección.

NOS VAMOS A CASA DE RUBÉN

Vamos hacia la casa de Rubén y, vuelve a sentirse
el buen rollo, aunque también hay alguna connotación algo más sentimental por
la falta de seres muy queridos de la familia, que en estos casos es cuando más
nos acordamos de ello.

En la casa estaba la familia más allegada y unos amigos que
vinieron a poner un poco de salsa en la mañana haciendo las gracias y bromas
propias de amigos.

Alguna foto de detalles, vestimenta y familia, es lo que nos dio
tiempo a hacer. 

La
conexión que tiene Rubén con sus hermanas es algo realmente especial, de hecho,
creo que no podía elegir por una de las dos para ser su madrina y fueron las
dos juntas, algo que me pareció realmente precioso, sobre todo sabiendo que la
ceremonia se iba a celebrar en la iglesia de Brihuega.

DE VUELTA AL HOTEL

Regresamos de nuevo al hotel, para comenzar con el reportaje
de la vestimenta de la novia y algún que otro momento divertido y emotivo
protagonizado por las mejores amigas de la novia. Fueron todo espectáculo
no solo a su llegada, sino durante todo el día de la boda.

AMIGAS A LA VISTA

Y por fin llegaron las amigas, que traían el mismo buen rollo, pero bueno... También algo de emoción al ver ya a la novia enfundada en su precioso vestido.

PARROQUIA DE SANTA MARÍA DE LA PEÑA

Santa María de la Peña está situada junto al Castillo de la Piedra Bermeja. Emplazada en uno de los lugares más románticos de toda la Villa, rodeado de árboles y en un entorno natural y patrimonial inolvidable.

Construida a principios del S. XIII por el Arzobispo D. Rodrigo Ximénez de Rada, es uno de los cinco templos cristianos con los que contó Brihuega. Se trata de una iglesia con tres naves de tres tramos.

El momento más emotivo fue por parte de la prima de Rubén, la cual con un precioso discurso nos puso a todos la piel de gallina, especialmente al novio. 

EL CURA

No podía pasar desapercibido este peculiar cura por como es,
no es el cura que todos tenemos en la cabeza, al menos en su aspecto, ya que a las dos celebraciones que he podido asistir, perfectamente las podría haber
hecho cualquier otro compañero ya que no hay unas diferencias abismales, no es ningún
cura extravagante en su trabajo ni nada parecido.
No es el cura de Brihuega, sino que el cura
oficial de Jadraque, pero parece que se lo rifan de boda en boda por los
pueblos cercanos, ya que sinceramente merece la pena vivir una celebración de
manos de este señor. 

 

¡QUE VIVAN LOS NOVIOS!

Una preciosa salida de los novios, en la que gran
parte de los amigos estaban esperando con cañones de confeti.

De nuevo volvió a brillar la espontaneidad y
naturalidad de la novia enseñando su anillo de casada.

SESIÓN DE PAREJA

Hicimos una pequeña sesión de pareja por los
alrededores de la iglesia ya que es un bonito lugar y aprovechamos para
hacer un pequeño guiño a un recuerdo colocado por la pareja en memoria de una
persona muy especial. 

15/20
minutos de sesión fueron suficientes, sin necesidad de perder mucho tiempo para obtener unas bonitas fotos y poder irnos hacia la Finca El
Cañal a disfrutar del cóctel.

FINCA EL CAÑAL

A tan solo treinta minutos de Madrid, Finca El Cañal, en Guadalajara se encuentra un lugar mágico en el que podréis diseñar la boda con la que siempre habíais soñado. 

Espectacular catering a cargo de Quilicuá, con el que podréis disfrutar junto a vuestros seres queridos de una velada inolvidable siendo garantía de éxito rotundo.

La Finca El Cañal dispone de todos los espacios tanto interiores como exteriores en los que podréis llevar a cabo los diferentes momentos de vuestra celebración. Una gran casa de estilo colonial holandés con un extenso jardín capaz de albergar desde una bonita y romántica ceremonia, y un elegante salón con diferentes posibilidades, donde Blanca y Rubén decidieron hacer su baile y barra libre.

Esta pareja hizo una entrada muy diferente de lo habitual, ya que entraron por el balcón de la finca, para saludar a todos los invitados a la boda.

EL BAILE EN LA FINCA EL CAÑAL

Aunque no tenían muy claro si iban a hacer baile o no, al final lo hicieron y muy bien, por cierto.

Después del baile nupcial, amenizó la fiesta el grupo ESTUDIO 80 que actuó en directo.

Por allí y como manda la tradición, se sacó la botella de anís y la novia le fue dando chupitos a todo el que iba queriendo.

Dar las gracias a todas las personas que confían en nuestro trabajo de Estudio, en el Fotoperiodismo de Boda o Fotografía Documental de Bodas, en los Reportajes de Comunión o en nuestros Reportajes de Exteriores. Si tú también quieres inmortalizar un momento de la misma forma, con este estilo tan bonito de hacerlo, no dudes en contactar a través del formulario de contacto.

Somos Fotógrafos de Bodas en Alcalá de Henares, Fotógrafos de Comuniones en Alcalá de Henares, pero no dejamos de atender de la mejor forma posible otras disciplinas como ésta.

Gracias a tod@s los que de verdad seguís contando con nuestra forma de ver la fotografía.

Si quieres ver que opinan clientes reales, sobre mi forma de trabajar, no dudes en pinchar aquí abajo.


© Jesús Herranz Fotografía C. Dámaso Alonso, 20 - 28806 Alcalá de Henares (Madrid) // Tlf.: 607 61 59 17creado en Bluekea